helpimentoring.com
15 septiembre, 2021 por Helpi Mentoring

¿Cómo ser empresario sin abandonar tu pasión?

septiembre 15, 2021 10:30 am Published by

¿Es acaso esto una falla de planeación? Muy probablemente la respuesta te sorprenda. Las nacientes empresas se están quedando en el camino por un ingrediente que nada tiene que ver con técnicas y teorías y que al mismo tiempo es lo que hace que una buena planeación se convierta en una realidad cotidiana: la pasión del emprendedor.

Durante los últimos 10 años se ha generado un fuerte impulso a la formación de nuevas empresas, instancias gubernamentales, instituciones financieras, centros educativos y hasta las grandes empresas desarrollaron programas para impulsar el espíritu emprendedor entre dos principales sectores: jóvenes y mujeres.

Muchos son los que han aprendido a crear planes de negocios considerando todos los aspectos formales: identificar un producto que satisfaga una necesidad no atendida, un nicho de mercado dispuesto a pagar los diferenciadores, un plan financiero que garantice la viabilidad, un plan de mercadeo, logística, operaciones… sin embargo, más del 75% de esas empresas apenas si sobrepasan un año de supervivencia.

¿De verdad se necesita tener pasión?

Primero tienes que entender qué significa eso de tener pasión. No se trata solamente de vivir al límite todo cuanto acontece en tu vida, o en este caso dentro de la empresa, desbordando energía y una frenética actividad contagiosa. Creer que la pasión sólo tiene que ver con una emoción es quedarse corto y llevar a un desgaste a veces innecesario a quienes trabajan en tu empresa.

La pasión del emprendedor es algo mucho más profundo. Si bien implica impulsar con energía y motivación al alcance de las metas, comienza con la clara convicción de que aquello para lo que tu empresa existe vale la pena, genera un bien para ti, para tus colaboradores y para aquellos a quienes les vendes. 

La pasión no sólo es una emoción pasajera, la pasión es también desear con profunda convicción alcanzar las metas trazadas y encontrar las mejores estrategias para lograrlo.

Hay a muchos jóvenes que han tenido muy buenas ideas de negocio y que las han dejado ir porque no están muy convencidos de que quieran dedicarle su tiempo y recursos, a ellos le falta la convicción de que de verdad ese negocio vale la pena y en vez de encontrar los caminos que los lleven a desarrollar dicho negocio, terminan por auto sabotearse y hacer de cada “piedrita” en el camino una montaña infranqueable, en vez de construir un camino a base de “pequeñas piedritas”.

Así que si tú estás realmente convencido de que tu pequeña empresa logrará trascender y ambicionas convertirla en un medio para brindarte bienestar a ti, a tus colaboradores, inversionistas, clientes y proveedores, entonces tienes ese ingrediente especial: pasión por tu negocio.

pasión del emprendedor

¿Es la pasión del emprendedor lo que hará crecer mi pyme?

¡Pero ten cuidado! Porque de pasión no se come. El impulso ya lo tienes, ahora debes encontrar los mecanismos necesarios para compartir esa pasión con el resto de los que hacen posible que la empresa funcione: tus colaboradores.

Hay muchos componentes que harán que tu empresa alcance las metas deseadas, aquí te listaré los más importantes:

Ten claro tu objetivo estratégico.  Visualiza cómo es que tu empresa se verá en 5 años, qué vende, cómo lo vende, qué la hace diferente a otras ofertas, cómo opera, qué valores comparte las personas que integran la empresa.

Una vez que has “visto” esa empresa deseada escribe lo más detalladamente posible como habrá  de ser, no sólo en los aspectos de apariencia, incluye las metas de cuánto esperas que esté generando en ventas y utilidades. Recuerda se trata de un objetivo estratégico que te ayudará a convertir aquello que te apasiona en una realidad.

Comparte el objetivo estratégico con tu equipo de colaboradores. La pasión del emprendedor se contagia, tu actitud, energía y enfoque será lo que ayude a que otros deseen seguirte. La mejor manera de contagiar la pasión es compartir la meta que se desea alcanzar.

Tener claro el objetivo estratégico es apenas el comienzo, pero de nada sirve si el único que está convencido y dispuesto a trabajar con ello eres tú, necesitas que el resto del equipo comparta esa misma ambición y eso se logra compartiendo y convirtiendo en una conversación cotidiana el objetivo por alcanzar.

Estandariza procesos que te ayuden a alcanzar el objetivo estratégico. Si hay algo que funciona a la perfección para alcanzar las metas es tener un método de trabajo que funcione una y otra y otra y otra vez. En las empresas el método se convierte en el sistema y los sistemas se componen de procesos estandarizados, es decir de pasos específicos, probados, que cualquier persona bien capacitada puede ejecutar.

Cada proceso genera un resultado medible y está orientado a la mejora continua. Este es uno de los elementos más importantes para convertir una pasión en una forma de vida organizacional.

Mantén comunicación a través de juntas programadas. Para que la pasión del emprendedor se contagie, es necesario estar en constante comunicación con tus colaboradores a través de juntas enfocadas en temas específicos. En helpicoaching enseñamos a nuestros clientes a hacer de cada junta una herramienta de colaboración que ayuda a que cada integrante se mantenga firme en la convicción de querer alcanzar el objetivo estratégico y bien enfocado en el tipo de actividades que debe realizar para lograr las metas establecidas.

Da seguimiento oportuno. Si bien la pasión no sólo es motivación, sino trabajo constante, es necesario que como dueño de empresa dejes que cada colaborador haga lo suyo de la mejor manera posible, para eso existen los procesos y sistemas de trabajo. Sin embargo, no puedes abdicar y dejar que todo fluya sin supervisión.

A través de un conjunto de reportes y sesiones de retroalimentación tú podrás ir verificando que cada integrante del equipo está alcanzando la parte que le corresponde del objetivo estratégico. Esto además permitirá que cada uno experimente un sentido del logro profesional y personal, generando a su vez que la pasión por lo que cada uno hace se reafirme.

Mantén una disciplina financiera. He dejado este tema casi al final, no porque sea menos importante, sino porque quiero enfatizarlo. Muchas veces creemos que la pasión está más relacionada con la motivación y la energía personal que con la frialdad de los números. ¡Qué idea tan equivocada! Si algo es apasionante es alcanzar las metas financieras, pero para ello es necesario ser disciplinados durante el camino, especialmente en el manejo del dinero.

pasión del emprendedor

Pasión del emprendedor no significa despilfarro, pasión significa claridad de lo que se desea alcanzar y sin duda algo que desean obtener los emprendedores es un equilibrio financiero que les permita obtener un estándar de vida para seguir alcanzando nuevas metas.

Es por ello que la disciplina financiera de llevar un control de flujo de efectivo, de una proyección financiera basada en indicadores confiables, se convierte en una actividad esencial para el dueño de empresa: es ahí en donde hacer lo que te apasiona refleja el nivel de éxito.

Planea y cumple las metas.  Pasión sin enfoque y sin planeación es locura. Comencé diciéndote que establezcas el objetivo de tu empresa, que visualices el futuro de cómo será eso por lo que estás dispuesto a trabajar, cada aspecto que imagines sobre cómo quieres que ser tu empresa, deberás convertirlo en un plan y detrás de cada plan debe haber un sistema de trabajo. Todos los sistemas tienen un componente imperdible: una forma de medición. Así pues, comienza por tener un objetivo, define los procesos y conviértelos en un sistema medible que te ayude a cumplir tus metas. 

Todos los puntos anteriores son importantes para compartir la pasión al interior de tu equipo de trabajo, pero hay otros componentes que son igual de importantes, aunque en esta ocasión no los profundizaré:  un buen enfoque de mercado, donde tengas claras las ventajas competitivas de tu producto/servicio y estableciendo un excelente programa de mercadeo y un proceso de ventas pensado en el nicho de mercado al que atiendes.

De hecho en gran medida la pasión que sientes por tu empresa está fundamenta en la convicción de que tienes un muy buen producto/servicio que un grupo de personas está dispuesto a comprar y que tú estás listo para encontrarlos y compartir apasionadamente con ellos.

Contacta con uno de nuestros asesores
Click to Hide Advanced Floating Content
MASTERCLASS GRATUITO
Cómo generar grandes resultados para Pequeñas y Medianas empresas: del Caos al Profesionalismo
Masterclass